Cuando te suscribes a la newsletter, te mandamos un correo electrónico de confirmación con un enlace para activar la suscripción.

 

En ocasiones, las newsletters llegan automáticamente a la bandeja de correo no deseado. Por favor, comprueba si ha sido el caso.

 

Si las newsletters se encuentran ahí, añade nuestra dirección de correo electrónico a tu lista de contactos para evitar que en el futuro se clasifiquen como correo no deseado.

 

Si las newsletters no están en esa bandeja y sigues sin recibirlas, por favor, contacta con nuestro Departamento de Atención al Cliente para que pueda ayudarte.